5679 8096
55 2959 0090

Lifting

El paso de los años produce arrugas, caída de la piel de la cara que se acompaña

de flacidez muscular del rostro, cambiando la expresión y acentuando los pliegues

característicos del envejecimiento.

Aunque diferentes tecnologías (botox y rellenos faciales) ayudan en esta condición, existen situaciones que no pueden ser corregidas de otra manera.

Este procedimiento disminuye considerablemente los signos de envejecimiento, y consiste en tensar los músculos internos y reajustar la piel de la cara y cuello. En ocasiones puede ser necesario que se asocie con otros procedimientos a fin de tener un resultado óptimo.

Hay distintos tipos y zonas de lifting dependiendo de las necesidades de cada paciente:

– Cuello: El excedente de piel y las incisiones se realizan detrás de la oreja.

– Mejillas: Se tracciona la piel de los pómulos y las cicatrices se quedan delante del pabellón de la oreja.

– Frente: La incisión en forma de diadema, es el llamado lifting coronal.

Se marca la zona a operar, se efectúan las incisiones, se despega la piel, se tracciona y luego se vuelve a colocar la piel. Una vez, realizado este paso, se recorta pero se debe tener cuidado en eliminar solamente el sobrante de piel exacto para evitar una excesiva tirantez, y conseguir que las cicatrices sean mínimas e imperceptibles.

logrando corregir los ángulos faciales, pérdida de elasticidad y tono muscular de la piel además de reposicionar los tejidos descendidos ocasionados por el paso del tiempo y los efectos de la gravedad. 

Así mismo se logra el estiramiento del cuello.

Requiere un día de hospitalización.

Las cicatrices del lifting facial quedarán disimuladas tras el pelo y en los pliegues naturales de la cara; en cualquier caso irán disminuyendo con el tiempo haciéndose poco visibles.

Abrir chat
1
💬¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻¿En qué podemos ayudarte?